Encabezado Escuela PolitécnicaEnglish version by GoogleUniversidad de ExtremaduraMapa del sitio Inicio

Está Ud. en IGPU Atlas Virtual Acueducto de San LázaroHistoria

Acueducto de San Lázaro en Mérida (Badajoz)

Historia

 

La conducción romana de “Rabo de Buey-San Lázaro”, declarado Monumento Nacional en 1912, se inicia a unos 5 Km al Norte de la ciudad de Mérida.

En esta zona existen varios veneros o manantiales que fueron canalizados, en su mayor parte excavados en roca, hacia la Colonia romana.

Los restos conservados son importantes. La galería principal está construida en mampostería de piedra con bóveda de medio cañón. Existen respiraderos al exterior en ciertos tramos para facilitar el acceso y limpieza del interior de la construcción.

El mayor obstáculo a salvar era el valle de Albarregas, para ello se construyó una estructura arqueada de cerca de 1 km. Actualmente sólo se conservan de ella tres pilares de sillería granítica enlazados por arcos.

Se sitúa tradicionalmente en la época de Augusto, aunque la falta de datos estratigráficos impide conocer con exactitud la datación. Y se desconoce con precisión cuándo fue demolido o destruido casi en su totalidad la conducción romana de San Lázaro.

Lo que sí resulta evidente es la primera conducción construida sobre los cimientos de la romana en 1504, según consta en los archivos municipales, debiendo reutilizarse materiales de la conducción anterior.

Al acueducto nuevo se le llamó de Rabo de Buey, nombre conocido de antiguo por su particular trazado y disposición. Al edificarse en el s. XVII la ermita de San Lázaro, se adoptó, por su proximidad, este nombre, que es el que ha perdurado hasta la actualidad.

En 1623 se construyó una nueva encañadura porque el sarro calizo del agua había inutilizado la construida en 1504.

En 1717 se llevó a cabo otra restauración, de la que ha quedado constancia en una lápida.

En el año 1838, según epígrafe en el mortero de cal, se hizo un arco para el paso del camino, facilitando en la actualidad el tránsito de vehículos entre ambas barriadas.

En 1873 se abandonó el cuidado de esta conducción por innecesaria. Así, con el paso lógico del tiempo, ha llegado hasta nosotros, en un estado de conservación muy deficiente.

©2010/11 Webmaster - igpu@unex.es - Actualizado el 07/03/2011 0:51


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

IdentificaciónObjetivosMetodologíaResultadosEquipo